25.11.2018_SOLEMNIDAD DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO

 
 
PRIMERA LECTURA
Dan 7, 13-14
Su poder es un poder eterno
Lectura de la profecía de Daniel.
SEGUÍ mirando. Y en mi visión nocturna
vi venir una especie de hijo de hombre entre las nubes del cielo.
Avanzó hacia el anciano y llegó hasta su presencia.
A él se le dio poder, honor y reino.
Y todos los pueblos, naciones y lenguas lo sirvieron.
Su poder es un poder eterno, no cesará.
Su reino no acabará.
Palabra de Dios.
 
Salmo responsorial
Sal 92, 1ab. 1c-2. 5 (R/.: 1a)
R/.   El Señor reina, vestido de majestad.
 
        V/.   El Señor reina, vestido de majestad,
                el Señor, vestido y ceñido de poder.   R/.
 
        V/.   Así está firme el orbe y no vacila.
                Tu trono está firme desde siempre,
                y tú eres eterno.   R/.
 
        V/.   Tus mandatos son fieles y seguros;
                la santidad es el adorno de tu casa,
                Señor, por días sin término.   R/.
 
SEGUNDA LECTURA
Ap 1, 5-8
El príncipe de los reyes de la tierra nos ha hecho reino y sacerdotes para Dios
Lectura del libro del Apocalipsis.
JESUCRISTO es el testigo fiel,
     el primogénito de entre los muertos,
     el príncipe de los reyes de la tierra.
Al que nos ama,
     y nos ha librado de nuestros pecados con su sangre,
     y nos ha hecho reino y sacerdotes para Dios, su Padre.
A él, la gloria y el poder por los siglos de los siglos. Amén.
Mirad: viene entre las nubes. Todo ojo lo verá, también los que lo traspasaron. Por él se lamentarán todos los pueblos de la tierra.
Sí, amén.
Dice el Señor Dios:
     «Yo soy el Alfa y la Omega, el que es, el que era y ha de venir, el todopoderoso».
Palabra de Dios.
 
 
Aleluya
Mc 11, 9b-10a
R/.   Aleluya, aleluya, aleluya.
 
V/.   ¡Bendito el que viene en nombre del Señor!
        ¡Bendito el reino que llega, el de nuestro padre David!   R/.
 

EVANGELIO

Jn 18, 33-37
Tú lo dices: soy rey
 
✠ Lectura del santo Evangelio según san Juan.
EN aquel tiempo, Pilato dijo a Jesús:
   «¿Eres tú el rey de los judíos?».
Jesús le contestó:
   «¿Dices eso por tu cuenta o te lo han dicho otros de mí?».
Pilato replicó:
   «¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los sumos sacerdotes te han entregado a mí; ¿qué has hecho?».
Jesús le contestó:
   «Mi reino no es de este mundo. Si mi reino fuera de este mundo, mi guardia habría luchado para que no cayera en manos de los judíos. Pero mi reino no es de aquí».
Pilato le dijo:
   «Entonces, ¿tú eres rey?».
Jesús le contestó:
   «Tú lo dices: soy rey. Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz».
Palabra del Señor.
© Conferencia Episcopal Española

Visión de renovación parroquial

Así como la familia es la célula, la base de la sociedad, en donde se convive en armonía, en la sociedad civil la base es el municipio, una pequeña organización territorial de convivencia solidaria, así, a nivel de nuestro ser cristianos, esa base de convivencia cercana, es la parroquia.

La parroquia es el centro de reunión y fraternidad cristiana, alrededor de un sacerdote, nombrado por su obispo, para conducir esa pequeña parte del Reino de Dios en este mundo. Por esa razón, requiere extremado cuidado, para asegurar de la mejor manera, la evangelización misionera y la permanente tarea de ser cada uno mejor discípulo-misionero de Cristo.

Reflexionar en común sobre las necesidades de eficacia de ser parroquias misioneras, es la razón de ser del Plan Pastoral Diocesano que nuestro obispo, D. Amadeo, expresa en «El sueño misionero de llegar a todos». Ahora nos escribe su  Carta Pastoral: Anunciar la alegría del encuentro con Jesús. El sueño se hace Misión

Con el objeto de reflexionar sobre las necesidades de renovación pastoral con la participación de fieles de las diversas parroquias. Una renovación, no del Evangelio ni de la doctrina, ni de su interpretación, sino de sus medios de acción evangelizadora. “Cada parroquia una misión; cada cristiano un misionero”

El Papa Francisco ha insistido mucho en la renovación en la Iglesia, aprovechar los nuevos caminos de convivencia y de comunicación que la sociedad tiene. Dejar de hacer las cosas que se hacen simplemente “porque siempre lo hemos hecho así”, pide el Pontífice.

La renovación con la convivencia interparroquial, mirando a la nueva evangelización, es una respuesta a la petición papal, de tomar nuevos caminos para la transmisión de la fe, de la enseñanza evangélica.

Corresponsabilidad

 

La corresponsabilidad, cuando se practica en su plenitud según Dios lo dispuso, prepara el terreno en la parroquia, creando un ambiente lleno de fe y generosidad. 
La corresponsabilidad fomenta la participación, lo que ayuda en la revitalización y el crecimiento de los distintos servicios y ministerios, además aumenta la habilidad de la parroquia para participar en programas de ayuda social.  Una buena corresponsabilidad naturalmente fomenta la evangelización a medida que más y más feligreses asumen la misión de la parroquia – y quieren compartir la buena nueva del Evangelio.  Una cultura de corresponsabilidad puede transformar verdaderamente las parroquias, posicionándolas con confianza hacia al futuro.

 

Presentación de la Misión Diocesana: “Cada parroquia una Misión; Cada cristiano un Misionero”

Palabras del Obispo de Jaén en la presentación de la Misión diocesana

Queridos diocesanos:

No es este el lema, de nuestra Misión Diocesana pero muy bien podría serlo. Nosotros seguimos con el mismo que comenzamos la aventura de nuestro Plan de Pastoral, seguimos con el “sueño misionero de llegar a todos”. “Cada parroquia una misión; cada cristiano un misionero” es, sin embargo, el objetivo hacia el que quiere ir nuestra Diócesis de Jaén en este año de la evangelización. Del mismo modo que hace un año quisimos cultivar en nuestra vida eclesial la COMUNIÓN, este año nos centramos en la EVANGELIZACIÓN. Esta expresión de nuestra vida eclesial la queremos reorientar a la luz de las situaciones del tiempo presente con ilusión, fuerza, creatividad y con entusiasmo pastoral.

Continuar leyendo «Presentación de la Misión Diocesana: “Cada parroquia una Misión; Cada cristiano un Misionero”»