190601_Asamblea Parroquial de «La Santa Cruz»

Asamblea Parroquial de «La Santa Cruz»

El día 1 de Junio ha tenido lugar la Asamblea Parroquial final de curso con la participación 42 personas, miembros de nuestra comunidad parroquial.

A las 10:30, nuestro párroco Manuel Alfonso Pérez Galán daba inicio a la asamblea con un saludo de acogida a todos y distribuyendo el material para las distintas sesiones.

Primero nos dimos un tiempo intenso de oración profunda haciendo la Lectio Divina del evangelio del domingo de la Ascensión del Señor (Lc 24, 46-53).

A las 11:00 nos trasladamos a centro parroquial donde se impartió una charla sobre «La Parroquia», destacando los aspectos de corresponsabilidad y misión que es el objetivo general para los próximos años. Avanzar en la corresponsabilidad y participación de todos los miembros y abrirnos a la misión como forma de vida de nuestra comunidad parroquial.

Tras un breve receso, se formaron tres equipos de trabajo en los que se dialogó, evaluó y discernió sobre las necesidades de la parroquia. Los grupos coincidieron en considerar a la parroquia debe ser como una Iglesia en salida, una Iglesia misionera que requiere tomar acciones concretas para fortalecer las acciones ya realizadas y llevar a buen término el proceso de evangelización.

Compartimos la comida en un ambiente de fraternidad y, en la sobremesa, presentamos en la puesta en común las conclusiones a las que habían llegado los distintos grupos: confianza, comunicación, fraternidad (somos hermanos porque Dios no tiene nietos), alegría, fidelidad, integración, vencer los distintos miedos…) que se verán reflejadas en el proyecto pastoral.

Agradecieron la oportunidad para el dialogo y el poder aportar su opinión sobre la marcha de las actividades parroquiales realizadas en el presente curso pastoral y poder proyectar nuevos procesos de evangelización para el próximo año.

Finalizamos con la celebración de la Eucaristía en la que dimos gracias a Dios por los dones con los que nos bendice cada día y por la oportunidad de ser miembros activos en la parroquia, conocedores de que la comunión es don y tarea. Don recibido de Dios y tarea que tenemos que ir construyendo entre todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *