emperadores romanos

Emperadores Romanos de la época del Nuevo Testamento

En el Nuevo Testamento hay referencias a muchos personajes de la época que tuvieron importancia para el desarrollo de los acontecimientos que se narran. Hoy hablamos de los emperadores romanos.

Las relaciones de los israelitas con los romanos comenzaron ya en tiempos de los Macabeos, cuando Roma empezó a intervenir en los asuntos de Siria y de Egipto. Era el s. II a. C. Para la época del Nuevo Testamento son importantes los siguientes emperadores

CÉSAR en el la Sagrada Escritura nunca es el nombre propio de Cayo Julio César, sino que siempre es el título del Emperador, el César, considerado como sucesor de Julio

César. Con este nombre se alude también en el Nuevo Testamento a Augusto, Tiberio, Calígula, Claudio y Nerón, los emperadores de la dinastía Julio Claudia

(1) OCTAVIO AUGUSTO, años 27 a.C. –14 d.C. era sobrino nieto e hijo adoptivo de Julio César. Se le considera el primer Emperador romano. Se le nombra en Lucas 2,1 para indicar que él dio el decreto que ordenaba hacer un censo en Judea por el cual San José tuvo que ir a Belén a empadronarse, dando lugar a que Jesús naciera en la ciudad de David. 

Otras dos veces, en Hechos de los Apóstoles (Hechos 25, 21.25) Augusto es un título equivalente a César o Emperador. Para conseguir imponer su dominio tuvo que luchar contra Marco Antonio, que había controlado Siria y Egipto.

Octavio nombró a Herodes rey de Judea, y cuando murió este, repartió el reino entre sus hijos, pero no dio el título real a ninguno.

(2) TIBERIO, años 14-37. Era hijo de Livia la esposa de Augusto. Este lo hizo casarse con su hija Julia y lo adoptó y nombró su sucesor. Fue en general un buen gobernante, aunque cayo en grandes excesos y en algunas épocas dejó el poder en manos de sus ministros en especial de Sejano. Solo es nombrado en Lucas 3, 1. para indicar que en el año 15º de su reinado comenzó la actuación del Bautista. Toda la vida pública de Jesús se desarrolló bajo su gobierno.

(3) CALÍGULA, años 37-41hijo de Druso 2, sobrino nieto y sucesor de Tiberio, no se nombra nunca en el N. T. Él fue el culpable de que los judíos dejaran de confiar definitivamente en los romanos y se hizo inevitable la guerra que acabó con el pueblo judío en Palestina por muchos siglos.

(4) CLAUDIO, años 41-54 hijo de Druso 1 y sobrino de Tiberio, hermano de Druso 2 y tio de Calígula, sucedió a este cuando fue asesinado. Aparece dos veces en los Hechos de los Apóstoles (Act 11,28; 18,2)

(5) NERÓN, años 54-68, sobrino nieto de Claudio e hijo adoptivo suyo, parece estar aludido en Apocalipsis 13, 18 mediante el número 666, aunque en realidad se hablara de Domiciano, un emperador posterior que no es nombrado en el Nuevo Testamento, considerado como un Nerón redivivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *