Historia de la Parroquia

La parroquia de La Santa Cruz

Se fundó en 8 de septiembre de 1970 cuando el Excmo. y Rvdmo. Dr. D. Félix Romero Mengíbar, Obispo de Jaén y electo Arzobispo de Valladolid, firmaba el decreto de erección de cinco parroquias: San Eufrasio y San Juan Bosco de Jaén, San Antonio de Padua de Martos, Santa Teresa de Jesús de Úbeda y La Santa Cruz de Linares. La Santa Cruz fue segregada de las de San Francisco y San Agustín. 

Decreto de creación de La Santa Cruz (30.VI. 1970)

Bien puede decirse que la parroquia de La Santa Cruz fue la obra póstuma de D. Félix Romero Mengíbar, obispo de Jaén, firmaba el Decreto de creación de la Parroquia de La Santa Cruz el 30 de junio. El 2 de julio de 1970 D. Félix es nombrado arzobispo de Valladolid, unos días antes de su partida hacia tierras vallisoletanas donde tomó posesión el día 12 de septiembre, firmó el Decreto de erección de varias parroquias, 5 en total, 2 en Jaén (San Eufrasio y San Juan Bosco), 1 en Úbeda (Santa Teresa de Jesús), 1 en Martos (San Antonio de Padua) y 1 en Linares (La Santa Cruz).

La comunidad parroquial se desgajaba de las de San Agustín y San Francisco. El 1 de agosto se solicitaba el parecer sobre la creación de la Parroquia de los párrocos de San Francisco y de San Agustín. El día 11 se cumplimentaba dicho requisito, así como los informes dimanantes del Cabildo Catedral, del Consejo Presbiteral, del Provisor y Fiscal General del Obispado.

Las razones que motivan la creación de la Parroquia son las aconsejadas por el Código de Derecho Canónico de 1917, como son: el crecimiento de la ciudad y, en consecuencia, la distancia para algunos feligreses de las parroquias de San Francisco y de San Agustín. 

Decreto de erección de la Parroquia (8.IX.1970)

3.- Que debemos dividir y dividimos el territorio de las Parroquias de San Francisco y San Agustín de Linares, desmembrando de ella el Polígono limitado al Norte por el Barrio conocido por Casillas de Prieto, que tendrá como línea divisoria las calles Casillas de Prieto, Río Guadalquivir y prolongación de ésta en el sentido Oeste-Este. Al Este con terrenos de labor que rodean los Depósitos del agua que tendrán, como línea divisoria, la Norte-Sur a la altura del edificio de viajeros de la Estación Linares-San José o de Almería. Por el Sur, con la línea de Ferrocarril de Almería y espaldas de la Constancia. Al Oeste, con calle en proyecto que, perpendicular a la calle de los Mártires, va a la Plaza de Toros y Paseo de Linarejos, integrando las siguientes calles: Mártires, Federico Mayo, Cristóbal de Olid, Lope de Vega, Ventura de la Vega, O’Donell, Romea, Velarde, Paseo de Linarejos, (acera derecha desde Santa Margarita a la Glorieta de América) Casillas de Prieto (acera izquierda), Río Guadalquivir (acera derecha), Senda de la Moza hasta Casillas de Prieto, Martínez de Úbeda, Obispo Álvarez Lara, Alfredo Martos y Muñoz Fernández.

Y que debemos erigir y erigimos en el territorio antes citado una parroquia enteramente libre de las matrices con el Título de La Santa Cruz, que será servida por Párroco y Coadjutor.

Límites parroquiales definitivos

Norte: Parroquia del Buen Pastor, siendo la línea divisoria la calle Casillas de Prieto y la imaginaria que, con dirección este, parte de la esquina que forma la acera derecha de la C/ Casillas de Prieto con la acera izquierda de la C/ Senda de la Moza, hasta la desembocadura  en el río Guadalimar del Arroyo de las olivas de Naquer.

Este: Con la parroquia de Linares-Baeza, siendo la línea divisoria la cota 400.

Oeste: Con la parroquia de San Agustín, siendo su línea divisoria el Paseo de Linarejos.

Sur: Con la parroquia de San Francisco, siendo la línea divisoria la C/ Julio Burell desde Santa Margarita a C/ Los Mártires, la línea imaginaria que va desde la esquina derecha de C/ Los Mártires-Julio Burell al comienzo del ferrocarril de Linares a Almería y la línea de este ferrocarril.

El Templo

El edificio donde tiene su sede la Parroquia de La Santa Cruz se construyó en 1958 en un solar, propiedad de Dª. Dolores García de Vinuesa y Díez que libre de cargas había otorgado a la Diócesis de Jaén para la Parroquia de San Francisco de Así con el fin de ser dedicado a la enseñanza o al culto católico.

El 14 de diciembre de 1953, en Linares, se firma un convenio de cesión por tiempo indefinido entre la Diócesis de Jaén y el Patronato Social de Linares para la construcción de la residencia de las Hermanitas de la Asunción.

El 5 de febrero de 1954, en Barcelona, se firma el convenio entre el Patronato Social de Linares y las Hermanitas de la Asunción, quienes destinarán la Casa de Linares a la asistencia benéfica de la población obrera de Linares en general y, especialmente, de la que depende de empresas asociadas al Patronato Social.

Las Hermanitas de la Asunción, Asuncionistas.

La Congregación de las Hermanitas de la Asunción, se fundó en 1865 en Francia, al comienzo de la industrialización por Esteban PERNET, Asuncionista,  y Antoinette FAGE con el fin de «procurar la Gloria de Dios por medio de la salvación de los pobres y de los pequeños». Actualmente están presentes en 24 países de todos los continentes. Junto con otros cristianos, con hombres y mujeres de buena voluntad, trabajan para que la solidaridad efectiva y la integridad de la creación contribuyan a la realización de un mundo justo y portador de paz.

El 5 de febrero de 1954, en Barcelona, se firma el convenio entre el Patronato Social de Linares y las Hermanitas de la Asunción, quienes cumplirán los objetivos propuestos por el Patronato. Y que a lo largo del año, una vez resuelta su residencia llegarán a la ciudad.

Un año más tarde, en noviembre 1955, se inaugura la pequeña Capilla de la comunidad. Así nos lo atestigua un artículo del Beato Manuel Lozano Garrido, en la Revista Linares, nº 53 pp. 16-17 donde nos presenta un diálogo con el artista catalán Francisco Carulla que realizó algunas pinturas en el Convento así como el altar del templo.

En 1958 tiene lugar la inauguración de la nueva planta del Convento.

Y en 1960 se inaugura el Pabellón Social. Que contiene un salón de actos, una biblioteca, una sección de puericultura, una escuela hogar con clases de costura y de cocina, un dispensario, un departamento de desinfección, un parque infantil, una sala de juntas del Patronato Social, un Servicio Social que ofrece información, orientación y educación.

En 1964 tiene lugar la bendición de la Capilla.

La labor de las Hermanitas además fue fuente de gracia espiritual, pues ofrecía Ejercicios anuales a las familias obreras, convivencias dominicales, retiros mensuales, círculos de estudio y la Fraternidad de matrimonios obreros que se comprometían a vivir un cristianismo auténtico.

Su presencia en la parroquia finalizaba en 1980 ya que su labor había sido asumida, en lo asistencial, por la Seguridad Social y, en lo pastoral, por la parroquia que estaba dando sus primeros pasos.

Las Siervas de San José, Josefinas

La Congregación de Religiosas «Siervas de San José» tuvo sus inicios en Salamanca, el 10 de enero de 1874, de la mano de Bonifacia Rodríguez y Francisco Butiñá i Hospital.

La institución nace en el humilde taller de Bonifacia para la promoción y evangelización de la mujer trabajadora, en un momento en que las opciones laborales para las mujeres eran muy limitadas y llenas de dificultades.

La Congregación de las Siervas de san José es un grupo de mujeres consagradas que, centradas en el seguimiento de Jesús de Nazaret, vivimos una espiritualidad encarnada, profética y transformadora, y una misión que se expresa en el compromiso con la promoción y evangelización del mundo trabajador pobre privilegiando el trabajo de dignificación de la mujer. Es una Congregación multicultural que trabaja en red y comparte su Carisma, vida y misión con la sociedad, en estrecha colaboración con laicas y laicos josefinos. Su estilo de vida sencillo, solidario y comprometido, su trabajo con la mujer, su sensibilidad hacia el cuidado de la creación y la fraternidad vivida en las Comunidades-Taller son fuerza profética del Carisma, que convoca a nuevas mujeres a unirse a este proyecto de vida.

El trabajo se convierte para ellas en un elemento constitutivo de la misión a realizar por las mujeres que entran a formar parte del taller. Desde la experiencia creyente, la oración se hace compañera de camino del trabajo y, en fraternidad, buscan dar sentido al esfuerzo diario y dignidad al espacio laboral.

El Colegio de la Inmaculada Concepción fue fundado a comienzos de la década de los 50, en 1954, por la Congregación, con el nombre de Colegio «La Inmaculada Concepción», Las Josefinas. Éste estuvo ubicado en un primer momento, hasta el año 1974, en la calle Pontón de nuestra localidad, para pasar posteriormente a su actual emplazamiento, en la calle Velarde. Con fecha 5 de marzo de 1976, el entonces Obispo de Jaén D. Miguel Peinado Peinado, firmó la cesión del inmueble a las Josefinas por un periodo mínimo de treinta años.

Tras convertirse en 1986 en Centro Concertado, la Congregación se comprometió a dirigir el Colegio durante 30 años. Por lo que hasta el curso 2014/2015 tuvieron la titularidad del mismo desarrollado una excelente labor durante todos los años que han estado al frente.

A partir del inicio del curso 2015/2016, la Titularidad del Colegio pasó a manos de la Diócesis de Jaén, encabezada por el Obispo, convirtiéndose nuestro Centro en el primer colegio diocesano de la Diócesis de Jaén, pasando a llamarse Colegio Diocesano «La Inmaculada Concepción».

Actualmente tenemos concertadas las enseñanzas de 2º ciclo de Educación Infantil, Educación Primaria y Educación Secundaria Obligatoria, además de contar con un Aula de Apoyo a la Integración.

Hoy, se puede decir con satisfacción que se está consiguiendo, a través de los años, formar y educar a muchas generaciones de toda índole y condición, desde una visión cristiana del mundo y de la vida, asumiendo la realidad sociocultural y el compromiso de servicio a la sociedad, con el apoyo y el reconocimiento de estamentos públicos y privados de nuestra ciudad, y de una manera muy especial de las familias de nuestro alumnado.

Párrocos

El 8 de septiembre de 1970, el Rvdo. Sr. D. José Muñoz Linares fue nombrado el primer párroco de La Santa Cruz y el 11 de septiembre fue nombrado Coadjutor el Rvdo. Sr. D. Antonio Jiménez Almagro. D. José permaneció en el cargo hasta el 21 de mayo de 1972. Provisionalmente le sucede el Rvdo. Sr. D. Antonio Jiménez Almagro, quien rige la parroquia hasta el 1 de octubre del mismo año. Es el Rvdo. Sr. D. José Casañas Llagostera el nuevo párroco desde el 11 de septiembre hasta el 5 de enero de 1975, le acompaña como coadjutor el Rvdo. Sr. D. José Luis Cejudo Moreno. El Rvdo. Sr. D. Salvador Sánchez Partal se hizo cargo de la parroquia desde enero de 1975 hasta su fallecimiento el 10 de junio de 1985.  Hasta el nombramiento del párroco actúa como encargado el Rvdo. Sr. D. Pedro Martínez Vázquez. El 16 de septiembre de 1985 fue nombrado párroco el Rvdo. Sr. D. Carlos Martínez Marín, quien sirvió a la feligresía de La Santa Cruz durante 18 años, durante los cuales se celebraron las bodas de plata de la Parroquia. El 13 de junio de 2003 fue nombrado párroco el Rvdo. Sr. D. Alberto Jaime Martínez Pulido. Tres años más tarde, el 1 de septiembre de 2006, el Rvdo. Sr. D. Francisco Javier Águila López fue nombrado sexto párroco. Desde el 29 de julio de 2011, rige los caminos de La Santa Cruz, el Rvdo. Sr. D. Manuel Jesús Casado Mena hasta el mismo mes de 2018. Entonces el 3 de julio de 2018 es nombrado párroco el Rvdo. Sr. D. Manuel Alfonso Pérez Galán que asume la pastoral parroquial desde el 12 de septiembre del mismo año.

La comunidad parroquial de La Santa Cruz te invita a ser parte activa de nuestra familia parroquial. Esperamos poder compartir contigo y también que compartas tus dones y talentos con todos nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *