Lectores 16

EL MINISTERIO DEL LECTOR

INFORMACIÓN HISTÓRICA

Las Sagradas Escrituras son, sobre todo en la proclamación litúrgica, fuente de vida y de fuerza… por lo cual el amor a las Escrituras contribuye al vigor y renovación de todo el pueblo de Dios. (Ordenación de las Lecturas de la Misa [OLM] #47). Cuando las Escrituras son leídas en la Iglesia, Dios mismo está hablando a su gente, y Cristo, presente en su propia palabra, proclama el Evangelio. Por lo tanto, todos deben escuchar con reverencia las lecturas de la Palabra de Dios, ya que ellas constituyen un elemento de gran importancia en la Liturgia. (Instrucción General del Misal Romano [IGMR] #29). Los párrafos anteriores enfatizan la posición central de las Escrituras tanto en la liturgia como en la renovación continua de la Iglesia. Esta renovación es particularmente importante en la liturgia de la Eucaristía, el centro de la vida de la Iglesia. En el espíritu de esa renovación continua, presentamos esta serie de Preguntas y Respuestas sobre la función del lector.

¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DEL LECTOR EN LA MISA?

El lector puede cargar el Libro de los Evangelios en la procesión de entrada (en ausencia de un diácono); un lector proclama la(s) lectura(s) asignadas. Si el Salmo Responsorial no es cantado, el lector puede que tenga que dirigirlo también.

¿SE NECESITA ESTAR CONFIRMADO PARA PODER SER UN LECTOR?

Ninguno de los documentos litúrgicos insiste en que la Confirmación deba ser un prerequisito, aunque es preferible que el lector haya recibido el Sacramento de la Confirmación. Un lector necesita estar en buen estado sacramental con la Iglesia para que él o ella pueda participar de lleno en la celebración. En las bodas y funerales, sin embargo, un lector no católico puede proclamar una de las lecturas u ofrecer las peticiones, con el permiso del pastor.

¿NECESITA UNO TENER UNA EDAD EN PARTICULAR PARA PODER SER LECTOR?

Nuevamente, los documentos no enfatizan sobre la edad. El criterio fundamental es tener un claro entendimiento de la lectura así como su contexto. Un lector necesita ser capaz de leer claramente y audiblemente; interactuar con la Asamblea a través del contacto visual y tener conocimiento de los diferentes tipos de textos y los tiempos litúrgicos. Un lector debe sentirse cómodo con el silencio y ser capaz de enfocar la atención de la Asamblea en la Palabra de Dios en vez de en él mismo.

¿CUÁL ES LA VESTIMENTA APROPIADA PARA UN LECTOR, ESPECIALMENTE DURANTE LA MISA DEL DOMINGO?

La práctica es que el lector vista con su “ropa de domingo” lo más cercano posible a las expectativas de la mayoría de la asamblea.

¿QUIÉN ESCOGE A LOS LECTORES PARA LAS MISAS?

El párroco da la aprobación final de los lectores en una parroquia. Es importante que todos los lectores reciban el entrenamiento apropiado y la preparación completa antes de comenzar su ministerio. También se sugiere que los lectores sean bendecidos por el párroco, usando la bendición encontrada en el Bendicional. Esta bendición puede ser usada como una renovación anual de su compromiso para todos los lectores así como para los lectores recién entrenados.

¿CUÁNTOS LECTORES DEBEN PROGRAMARSE PARA CADA MISA?

Siempre que haya más de una lectura antes del Evangelio, es mejor asignar las lecturas a lectores diferentes. (OLM, #52).

¿DÓNDE DEBEN SENTARSE LOS LECTORES DURANTE LA MISA?

Los lectores pueden ocupar un lugar en el santuario con los otros ministros (#195). Debido a que en muchas parroquias únicamente el sacerdote, el diácono y los monaguillos se sientan en el santuario, entonces los lectores pueden sentarse en la asamblea al lado del resto de la comunidad.

¿CÓMO DEBE PREPARARSE UN LECTOR?

Todos los lectores deben tomar tiempo antes de la Misa para estudiar las escrituras y practicar su lectura en voz alta. Los lectores también deben sacar tiempo para orar y leer las otras lecturas del día para así poder comprender el contexto de su lectura en particular. A través de este estudio y práctica, la lectura podrá transformarse en la Palabra viva de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *