Lectores 2

Proclamar es anunciar

Antes de hacerlo, recomendaciones

Meditar en silencio.

Dejar problemas personales fuera.

Pensar ideas positivas para obtener seguridad.

Hacer lectura preliminar del texto.

Conocer la forma cómo está escrito el texto: títulos, subtítulos, subrayados, negritas, etc.

Leer dos veces el texto para evitar errores en pronunciación. Emaús, Emaus. Antioquía, Antioquia.

Poner en escena los personajes y describir sus principales rasgos.

Buscar la estructura dominante.

Identificar ¿Cuál es la acción que da inicio al argumento?.

¿Cuál es el momento más crítico del relato? ¿qué va a pasar? ¿cómo se resolverá?.

Conocer palabras que resulten nuevas para el vocabulario.

Conocer el sentido permite mayor apropiación de los contenidos.

Que las lecturas correspondan al día y el Leccionario esté en el sitio que le corresponde: El ambón.

Saber si tendrá que pasar a una nueva pagina para leer.

Preparar este movimiento.

Ensayar la proclamación. Ha de ser espiritual con sentido de Oración y reflexión. No se está leyendo un

periódico, revista.

Si está meditando, en ese momento se establece una comunicación con Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *