Soy bautizado

La imagen puede contener: una o varias personas y texto

Soy bautizado

El bautismo es el sacramento en el cual se funda nuestra fe, nos hace familia de la Iglesia porque nos convierte en hijos de Dios.

1) El bautismo no es una formalidad, no es un sólo rito, aunque muchos caen en un bautismo social más que eclesial, algunos bautizan cuando tienen dinero para la fiesta y no cuando el niño lo necesita. ¿Conoces y celebras la fecha de tu bautismo? El riesgo de no saberlo es perder la memoria de lo que el Señor ha hecho con nosotros.

2) Vivir con esperanza y aprender a perdonar, si logramos seguir a Jesús y permanecer en la Iglesia, incluso con nuestros límites, con nuestras fragilidades y nuestros pecados; nos da la capacidad de vivir con esperanza. Gracias al bautismo podemos perdonar, podemos amar y reconocer al hermano necesitado.

3) El bautismo no me lo puedo dar a mí mismo, alguien me da este sacramento, es una cadena de Gracia, por tanto, es clave que cuando recibo el bautismo soy parte de una familia que me acoge y recibe.

Recuerda que si estás bautizado tienes una familia, una historia y una misión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *