Visión de renovación parroquial

Así como la familia es la célula, la base de la sociedad, en donde se convive en armonía, en la sociedad civil la base es el municipio, una pequeña organización territorial de convivencia solidaria, así, a nivel de nuestro ser cristianos, esa base de convivencia cercana, es la parroquia.

La parroquia es el centro de reunión y fraternidad cristiana, alrededor de un sacerdote, nombrado por su obispo, para conducir esa pequeña parte del Reino de Dios en este mundo. Por esa razón, requiere extremado cuidado, para asegurar de la mejor manera, la evangelización misionera y la permanente tarea de ser cada uno mejor discípulo-misionero de Cristo.

Reflexionar en común sobre las necesidades de eficacia de ser parroquias misioneras, es la razón de ser del Plan Pastoral Diocesano que nuestro obispo, D. Amadeo, expresa en «El sueño misionero de llegar a todos». Ahora nos escribe su  Carta Pastoral: Anunciar la alegría del encuentro con Jesús. El sueño se hace Misión

Con el objeto de reflexionar sobre las necesidades de renovación pastoral con la participación de fieles de las diversas parroquias. Una renovación, no del Evangelio ni de la doctrina, ni de su interpretación, sino de sus medios de acción evangelizadora. “Cada parroquia una misión; cada cristiano un misionero”

El Papa Francisco ha insistido mucho en la renovación en la Iglesia, aprovechar los nuevos caminos de convivencia y de comunicación que la sociedad tiene. Dejar de hacer las cosas que se hacen simplemente “porque siempre lo hemos hecho así”, pide el Pontífice.

La renovación con la convivencia interparroquial, mirando a la nueva evangelización, es una respuesta a la petición papal, de tomar nuevos caminos para la transmisión de la fe, de la enseñanza evangélica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *